De paso por la Región de Magallanes, la ex directora de Senda se refirió a su nueva organización dedicada a combatir el tabaquismo, las políticas sobre la despenalización del cannabis y la cruda realidad sobre la influencia del sector privado en las leyes.

Fuente: elpinguino.com

Pediatra magallánica con una vasta carrera dentro de la salud, Lidia Amarales fue durante mucho tiempo un referente de los gobiernos de la Nueva Mayoría (en ese entonces denominado Concertación), desempeñándose como seremi de Salud en el gobierno de Ricardo Lagos, subsecretaria de Salud Pública durante el primer mandato de Michelle Bachelet y hace poco, como directora del Senda entre 2014 y 2015.

En la actualidad, Amarales se encuentra un poco más alejada de la política, pero sigue ligada a lo que es su gran bastión: la lucha contra el tabaquismo a nivel país. Además de su ONG “Chile Libre de Tabaco”, está al mando de una nueva organización: RespiraLibre, una iniciativa que busca acompañar a quienes deseen seguir un tratamiento para dejar el cigarrillo, ya sea en la atención primaria como a nivel privado.

Cesación
Uno de los grandes problemas que detecta la ex directora de Senda son los pocos programas dedicados a la cesación del tabaco. En palabras simples explica que “es la oferta de tratamiento para las personas que quieren dejar de fumar. Es lo único que no hemos cumplido como país, según el Convenio Marco de la OMS los países deben dar una oferta a quienes quieran hacerlo y eso no está implementado como política pública, tampoco está dentro del seguro público (Fonasa) y por lo tanto tampoco está incluido dentro de los seguros privados como son las Isapres”.

Amarales cuenta que a raíz de este problema de atención primaria, RespiraLibre nace para apoyar tanto al sistema público como privado. En Magallanes, ya cuenta con proyectos asociados a ENAP, Salfa, Vilicic, entre otras empresas.

Despenalización
Amarales también hizo mención al aumento en el consumo de marihuana, sobre todo considerando los movimientos sociales que abogan por su despenalización.

“Existe ambivalencia respecto a la legalidad, no hay consenso internacional tampoco. Uruguay ha hecho políticas respecto a eso y aún no tenemos los resultados (…) Lo que sí te puedo decir es que en ninguna parte han tenido éxito en disminuir la prevalencia, salvo en países escandinavos”.

La gerenta de RespiraLibre aboga por una mayor información al respecto, ya que las tasas de jóvenes que comienzan a consumir esta planta se hace mayor: “Hay que regular, hacer conciencia en demostrar que siempre, cualquier droga produce daño y alteraciones del neurodesarrollo, cognitivo, etcétera”.

La industria
La ex seremi también hizo una fuerte crítica a la influencia que tiene la industria del tabaco y el alcohol dentro del Parlamento, contando una anécdota particular: “Cuando fui directora del Senda y se discutía la ley de alcoholes, la Asociación de Cerveceros le pasó los articulados al presidente de la mesa de agricultura, que en ese tiempo era (Iván) Moreira ¡Delante mío! Ahí me di cuenta de la presión que tiene la industria dentro del Congreso es tremenda”.

Salud en Magallanes
La pediatra también se refirió a la situación en Magallanes en cuanto a salud pública. “Magallanes es una región privilegiada en cuanto a salud pública. Ese hospital (Clínico Magallanes) que hicimos cuando era seremi, es un hospital de alta complejidad, tiene cirugía cardiovascular, tratamiento de cáncer y no sólo eso, se han unido otros organismos que han aumentado la cobertura y eso es algo que ni en Santiago se ve”.

Consultada sobre la falta de especialistas, la ex seremi enfatizó: “Es un problema nacional, los profesionales se van al área privada. Por lo menos en Magallanes en ese sentido también somos privilegiados, no obstante, hay brechas, como en todos lados”.