El Sistema de Salud en Chile, gasta un 11,5% de su presupuesto, en diagnosticar y tratar enfermedades asociadas al consumo del tabaco. Un 0,86% del PIB Estas cifras sólo incluyen fumadores activos y exfumadores, pero no los fumadores pasivos.

El estudio «Carga de enfermedad atribuible al tabaquismo en Chile”, demostró que 45 personas mueren por día a causa del tabaco, lo que implica 16.532 muertes al año. Aproximadamente 18,5% de todas las muertes que se producen en el país; y si a estas cifras se asocian las patologías asociadas a tabaquismo, la mortalidad crece al 38% en Chile, lo cual se traduce en 43.375 personas.

Las causas de muerte más prevalentes atribuidas a tabaco son: cáncer pulmonar 87%, EPOC 82%, enfermedades cerebro-cardiovasculares 38%, otros cánceres 34%, Neumonía 21%, se encuentran en las primeras causas de muerte en Chile.

52 de 80 de los problemas de salud incluidos en el AUGE/GES desde el año 2005, es decir el 65% de las patologías, tienen como FR el tabaco.

Considerando esto:

¿No se debería destinar parte de ese gasto a la prevención y cesación tabáquica?