Sobre el tabaco

El tabaco es es el único producto legal que mata hasta la mitad de sus consumidores cuando se utiliza en la forma indicada por los fabricantes” … y a los que no mata, los enferma. Esta frase acuñada por la OMS-OPS, demuestra que el tabaco es una droga que siempre produce daño, en los diferentes tejidos, sistemas y órganos del organismo, especialmente los más nobles, como son el cerebro, corazón y pulmón. Lo que significa que ningún órgano queda inmune al daño que el tabaco produce.


No obstante, el consumo en el mundo y especialmente en nuestro país es muy frecuente debido a los bajos precios, la comercialización agresiva y extendida por la industria tabacalera, la falta de conocimiento de sus peligros y la ausencia durante muchos años, hasta el año 2006, de políticas públicas adecuadas para su control.

Hace más de cinco décadas que se reporta el primer informe que da cuenta del daño que el tabaco produce en la salud. Desde ese momento se han desarrollado múltiples iniciativas a nivel mundial para disminuir el consumo, y por lo tanto, las consecuencias que el tabaco tiene a nivel poblacional e individual. Una de ellas es el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), primer tratado de Salud Pública realizado por la OMS el año 2005, firmada por 168 países, que desarrolla una estrategia de reglamentación para abordar el tabaquismo, especialmente orientada a disminuir la demanda del tabaco.

El año 2009, la OMS declaró la epidemia global del tabaco, como una causa prevenible de muerte, ya que mata anualmente a más de 5 millones de personas, más de lo que ha matado las 2 guerras mundiales en conjunto.

En Chile se ha logrado avanzar en la regulación del consumo en los últimos años a través de la Ley 20.105 el año 2006 y desde el 2013 la Ley 20.660 que se encuentra actualmente en vigencia. Estas incluyen prohibición de publicidad, advertencia en cajetillas, ambientes libre de humo en todo lugar público, entre otras múltiples medidas recomendadas por el CMCT OMS, con un claro beneficio para adultos y niños. La única recomendación que no se ha abordado son las medidas de reducción de la demanda concernientes a la dependencia y cese del tabaco. Por esta razón RespiraLibre quiere abordar esta temática desde la gestión de programas de cesación en el ámbito público y en el ámbito privado el desarrollo de un programa integral de prevención y tratamiento de tabaquismo en el entorno laboral.