Tabaquismo en los adultos

Tabaquismo en los adultos

Independiente que el tabaquismo comienza en la etapa infantil,  y en muchas ocasiones en la etapa prenatal cuando la madre es fumadora activa o pasiva, la mayor parte de sus daños se evidencian varios años  o decenios después del inicio del consumo y/o la exposición al humo de tabaco ajeno o ambiental (HTA)

El tabaquismo produce en el hombre una disminución de 5,69 años perdidos por muerte o discapacidad y 5,77 años en la mujer.

Existe evidencia científica múltiple y contundente sobre las enfermedades que son consecuencia directa o indirecta del consumo de tabaco. Todas las formas de tabaco son adictivas y letales. Practicamente ningún tejido del organismo queda fuera de riesgo.

Evidencia científica concluyente confirma que los fumadores enfrentan riesgos significativamente elevados de muerte en todos los cánceres (especialmente cáncer de pulmón), enfermedades cardíacas (la mas importante infarto al miocardio), respiratorias (EPOC, neumonía e infecciones múltiples de la vía aérea), accidentes cerebrovasculares (Accidente Vascular Encefálico o AVE)  y muchas otras afecciones fatales. Pero existe una multiplicidad de patologías que no matan pero producen discapacidad o disminución significativa de la calidad de vida como: ceguera, pérdida de la audición, envejecimiento de la piel, especialmente en mujeres, patologías múltiples de la dentadura como periodontitis y pérdida de piezas dentarias, fractura de cadera, impotencia sexual en los hombres, etc.

Los fumadores de cigarros auto preparados o habanos, pipas, pipas de agua sufren las mismas consecuencias para la salud que
los fumadores de cigarrillos.

Además el HTA o humo de tabaco ajeno en el adulto también presenta riesgos para el no fumador: aumenta 30% el riesgo cardiovascular, 25% el riesgo de cáncer pulmonar y un 70% el riesgo de cáncer de mama, especialmente cuando la exposición se da en mujeres jóvenes. Además se produce un aumento del riesgo de todas las enfermedades respiratorias agudas y crónicas, entre ellas el asma bronquial, aumentando las crisis asmáticas entre otras manifestaciones

01. General

Los efectos del tabaco se producen de forma progresiva y están directamente relacionados con el tiempo de duración de la adicción, las consecuencias son demoledoras desde la primera vez que se fuma un cigarrillo. El consumo de tabaco sigue siendo una de las principales causas de muerte en la población, con un impacto negativo en la salud y economía de las personas.

Entre otras múltiples e innumerables patologías, cuanto más tabaco se consume mayor es el riesgo de padecer algún tipo de cáncer.  Tales como el de nariz, boca, glándulas salivales, garganta, esófago, laringe, pulmón, estómago, riñón, vejiga, pene, páncreas, colon, recto o ano.

Desde el punto de vista psicológico los fumadores muestran mayores niveles de ansiedad y de insatisfacción que los no fumadores. De forma particular, con respecto a su vida profesional, personal y sexual.

02. Potencia sexual

La impotencia sexual de los fumadores se debe principalmente a problemas en el sistema circulatorio del pene, ya que la circulación sanguínea durante la erección se ve reducida por falta de presión dentro del sistema arterial peneano, debido a un envejecimiento precoz y disfunción de las arterias. Durante la erección grandes cantidades de flujo sanguíneo penetran en las arterias del pene. El sistema arterio-veneoso peneano, a través de válvulas, evitan que la sangre salga del pene, quedando atrapada en unas cavidades denominadas senos cavernosos, produciendo la erección. Este mecanismo es uno de los que se encuentra alterado en los fumadores, provocando la impotencia sexual y la incapacidad de mantención de una erección.

Sin embargo, el problema de la impotencia sexual puede mejorar significativamente al dejar de fumar. Esto se debe a que algunos de los efectos perjudiciales del tabaco se producen por efecto inmediato de la nicotina.

03. Fertilidad

Conjuntamente a los efectos del tabaco sobre el sistema circulatorio y la capacidad eréctil del pene, también se le atribuye una reducción del volumen de la eyaculación así como una disminución del número relativo de espermatozoides y una merma significativa de su calidad: espermatozoides deficientes, de movilidad reducida y menor capacidad para fecundar al óvulo. Factores los cuales pueden conducir a infertilidad.

04. Urológicas

Una de las principales y más importantes consecuencias del tabaco es la posibilidad de contraer cáncer, y entre ellos podemos encontrar el Cáncer en las vías urinarias.

El tabaquismo activo es la causa principal de muchos casos de cáncer, tales como de riñones, vejiga, uretra y  pene. El riesgo aumenta directamente al consumo y tiempo de exposición al tabaco, donde mientras más cigarrillos se fuman y  mayor tiempo de tabaquismo, mayor es el riesgo de padecer alguna de estas enfermedades.