Epidemiología

La prevalencia mes a nivel nacional, según la Encuesta Nacional de Salud 2009-2010 (ENS-MINSAL), es de 40,6%, y, de estos, 73% son fumadores diarios. La serie de datos publicada por el Servicio Nacional de Drogas y Alcohol (SENDA) en población general muestra que el tabaco es la única droga con disminución sostenida y significativa desde el año 2006 hasta la fecha, desde la 1ª modificación de la Ley. La prevalencia mes ha disminuido de 43,6% (2004) a 34,7% (2014) y la prevalencia diaria de 30,5 a 22,7% en el mismo período.

Según la Encuesta Mundial de Tabaco (EMTA) del año 2008, Chile ocupa el 1er lugar de prevalencia de tabaquismo en adolescentes entre 13 a 15 años a nivel de la región, 34,2%, con diferencias significativas con otros países, que variaron entre 27,1% a 3,4%.

Gráfico Nº1. Prevalencia de tabaquismo en escolares (13-15 años), fumadores actuales. Región de las Américas. EMTA 2008

Lo que es aún más grave, Chile ocupa el1er lugar de prevalencia en mujeres a nivel mundial, con 39.9%. (EMTA 2008).

Pero el último Informe sobre Control del Tabaco en la Región de las Américas, 2016, muestra que nuestro país ha disminuido en la prevalencia del consumo actual del tabaco en la región, descendiendo del 1ª lugar al 6º lugar con una prevalencia de 24,5% en adolescentes.

Actualmente, las últimas cifras publicadas en Chile (SENDA 2013), la prevalencia de consumo de tabaco mensual y diario en escolares a nivel nacional, de 8º básico a 4º medio, es de 26,7% y 7,3% respectivamente, cifras que también muestran una disminución sostenida y significativa, asociado a un aumento progresivo en la percepción de riesgo de fumar.

Algo que resulta preocupante, es la edad de inicio del tabaquismo en nuestra población adolescente, ya que es muy precoz: entre los fumadores del último mes, 5,5% lo inician antes de los 7 años y alrededor del 80% antes de los 13 años. Entre los adolescentes fumadores, el riesgo de ser fumador a 5 años es 8,4 veces comparado con los no fumadores. Por lo tanto, el inicio precoz del tabaquismo se relaciona fuertemente con la adicción, y la dependencia a la nicotina se establece rápidamente en la adolescencia (EMTA 2008).

Unos de los factores de riesgo más importantes del tabaquismo en los adolescentes es el tabaquismo de los padres: los adolescentes fumadores tienen una probabilidad 2,1 veces mayor de tener un padre fumador en relación a los adolescentes que no fuman.

Por otro lado, los niveles socioeconómicos (NSE) bajos son los que más han aumentado la prevalencia de tabaquismo en los últimos años, con un mayor consumo de tabaco en relación al NSE alto: 14,7 cigarros diarios vs 9 cigarros diarios.

El 33,2% de los fumadores en Chile son dependientes del tabaco; ésta cifra aumenta a 47,1% en las mujeres. Pero nuevamente preocupante son las altas cifras de dependencia en los NSE bajos, 62%, versus 23% de NEDU altos.

El tabaquismo, además de ser el factor de riesgo (FR) más importante y prevenible de todas las Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT), es considerado una enfermedad en sí misma, según el Código Internacional de Enfermedades (CIE 10- OMS), además de ser una adicción que puede ser 200 veces más adictiva que la cocaína.

El estudio “Carga de enfermedad atribuible al tabaquismo en Chile”, demostró que 45 personas mueren por día a causa del tabaco, lo que implica 16.532 muertes al año. El impacto que esta adicción puede tener en la mortalidad y calidad de vida se manifiesta en la pérdida directa de 428.588 años de vida (por muerte prematura y discapacidad) cada año y explica el 18,5% de todas las muertes que se producen en el país. Si a estas cifras se asocian las patologías asociadas a tabaquismo (todos aquellos problemas de salud que la evidencia científica estableció que el tabaquismo aumenta el riesgo asociado) la mortalidad crece al 38% en Chile, lo cual se traduce en 43.375 personas. Las causas de muerte más prevalentes atribuidas a tabaco son: cáncer pulmonar 87%, EPOC 82%, enfermedades cerebro-cardiovasculares 38%, otros cánceres 34%, Neumonía 21%, se encuentran en los primeras causas de muerte en Chile.

De hecho, 52 de 80 de los problemas de salud incluidos en el AUGE/GES desde el año 2005, es decir el 65% de las patologías, tienen como FR el tabaco.

Aún más preocupante es observar que a nivel de trabajadores, las tasas de prevalencia son aún mayores, especialmente en el género femenino, muy por sobre los promedios nacionales (hombre 48.7% – mujer 51.5%), lo que los hace aún más vulnerable en morbimortalidad, sobre todo cuando el tabaquismo se asocia a contaminantes en lugar de trabajo y relacionada con enfermedades profesionales. Especialmente trabajadores de varias disciplinas que están expuestos a contaminantes como sílice, asbesto, NO2, SO2, nanopartículas, etc.

Estas realidad significa que el costo anual para el Estado del tabaquismo equivalente a un 11,5% del presupuesto que Chile lo que equivale al 0,86% del PIB, a pesar que estas cifras sólo incluyen fumadores activos y ex fumadores, pero no los fumadores pasivos.