Tratamiento

Existen diferentes tratamientos para la cesación tabáquica, sin embargo, está comprobado que dada la naturaleza del tabaquismo con 3 niveles de adicción, biológico, psicológico y social, es necesario un tratamiento multicomponente e integral, que comprenda diferentes disciplinas para abordar las diferentes aristas que comprende la enfermedad.

El tratamiento integral está compuesto por farmacoterapia, terapia cognitivo-conductual, terapia kinésica que incorpora la actividad física entre otras estrategias y asesoría nutricional para evitar una de sus complicaciones, el aumento de peso.

01. Farmacoterapia:

El objetivo del tratamiento medicamentoso es combatir la adicción física al tabaco y mejorar los síntomas de la abstinencia. Para combatir la adicción la literatura recomienda 2 medicamentos, Bupropion o Vareniclina. Para combatir el Síndrome de Abstinencia se recomienda el uso de sustitutos de la nicotina (TSN): chicles o parches y de esta manera evitar los síntomas displacenteros de la abstinencia, que podrían inducir a retomar el consumo del tabaco y por lo tanto la generación de recaída. Por estas razones es recomendado el tratamiento bi-asociado: Bupropion o Vareniclina asociado a TSN, los cuales se complementan en el complejo escenario de la adicción.

02. Terapia cognitivo-conductual:

Como la adicción al tabaquismo comprende también un componente psicológico, es necesario tratarlo. A través de esta terapia se aborda el lugar que tiene el cigarrillo en la vida del paciente y el contexto asociado a su consumo. De esta manera se podrá trabajar en función de que el paciente pueda reconocer sus motivaciones tanto en el consumo de tabaco como el abandono de éste, reconociendo estrategias y herramientas personales que le permitan facilitar el proceso de cesación, aumentando su sensación de autoeficacia. Este tipo de terapia se puede realizar en modalidad individual como también en modalidad grupal. La terapia grupal permite al paciente sentirse parte de un colectivo que vive la misma experiencia que él, creando de esta manera una red de apoyo que genera adherencia, reforzamiento y acompañamiento, además del aprendizaje a partir de la experiencia del grupo.

03. Terapia kinésica:

A través de esta terapia el paciente aumentará la actividad física con liberación de endorfinas y la consecuente sensación de bienestar y a su vez podrá desarrollar estrategias para manejar el estrés y la ansiedad que genera el proceso de cesación, y así reducir las ansias de nicotina. Además desarrollará y mejorará la capacidad física, especialmente respiratoria, la cual se ha ido perdiendo debido al consumo del cigarrillo. A su vez el ejercicio está recomendado fuertemente para disminuir la ganancia de peso que se produce en ocasiones como consecuencia adversa de la abstinencia.

04. Asesoría nutricional:

Como la cesación tabáquica puede conllevar un aumento del peso, es necesario poder evaluar el estado nutricional del paciente de manera que se pueda desarrollar un plan de alimentación que permita evitar la ganancia de peso durante el proceso y que permita al paciente alimentarse saludablemente y mejor.